Hoy, 23 de abril, se celebra el Día del Libro. La fecha elegida hace referencia al día de la muerte de William Shakespeare y Miguel de Cervantes en 1616. Garcilaso de la Vega también falleció ese día.

Me llamó la atención un error muy particular cometido por los redactores de la versión on line de la revista Muy Interesante. Resulta que si bien se dice que las defunciones sucedieron el mismo día -aunque no fue exactamente así, en un momento lo explico-, debido a un desfasaje entre los calendarios inglés (juliano) y español (gregoriano) no coinciden las fechas.

La cosa es así: en 1582 el Papa Gregorio XII adelantó 10 días el calendario. Francia, Italia y España adoptaron inmediatamente este cambio, no asi Inglaterra, que no lo hizo hasta 1752. De este modo y para ser exactos, para los ingleses Shakespeare murió el 23 de abril, pero para los países católicos técnicamente ocurrió el 3 de mayo.

Vuelvo al error de Muy Interesante. Dice así:

Las defunciones no sucedieron el mismo día, pues existía un desfase entre los calendarios inglés y español.

Puede parecer una minucia, pero para una revista de divulgación científica es un error serio, porque si bien ambos hechos se registraron en diferentes fechas -debido a los cambios de calendario antes mencionados-, eso no modifica el hecho, curioso por cierto, de que de todos modos los dos genios de la literatura universal murieran el mismo día, al menos en los papeles: Shakespeare murió el 23 pero Cervantes fue enterrado ese día. Lo cierto es que murió el día anterior.

Fuentes:
– Texto: Muy Interesante
– Imagen: Educared




Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí