Informa la edición on line de Muy Interesante, que el kilogramo patrón ha adelgazado.

Si, puede sonar raro, pero la cosa es así: durante la semana pasada, un grupo de científicos se reunió en Londres para tratar de redefinir esta unidad de medida universal, debido a que han detectado que las mediciones realizadas desde hace más de cien años muestran que, efectivamente, el kilogramo ha adelgazado.

Como es sabido, el kilogramo se define en función de un objeto, el Prototipo Internacional del Kilogramo, un cilindro de 39 mm de altura y 39 mm de diámetro de una aleación a un 90% de platino y 10% de iridio, con una densidad de 21.500 kg/m3. El objeto fue fabricado en Londres en 1879 y se conserva bajo una campana de cristal en la Oficina de Pesos y Medidas de Sèvres, cerca de París.

Ahora se comprueba que su masa ha cambiado el equivalente a un grano de arena de 0,4 mm de diámetro. Parece poco, pero es suficiente como para que los científicos hayan decidió que ha llegado el momento de encontrar una definición que prescinda de un objeto físico, tal como hicieron en su momento con el metro, definido ahora por la velocidad de la luz. Cabe destacar que el kilogramo es la única unidad del Sistema Internacional que aun se define así, con un objeto físico.

Según cuenta el mismo artículo, los científicos sugieren para el kilogramo el uso de la constante de Planck, un valor que lleva el nombre del padre de la física cuántica, Max Planck. Para definir la relación entre el kilo de toda la vida y la constante de Planck se están realizando experimentos en todo el mundo.

En la Royal Society de Londres, la autoridad en estas cuestiones, se estima que el cambio podría ser aprobado en la próxima conferencia de pesos y medidas, que se celebrará en París en 2015.

Fuente: Muy Interesante