Saltar al contenido

Espacio de publicidad


Rosario

Rosario, caso testigo de un modelo de despojo

“Ciudad del Boom Ciudad del Bang” es el crudo relato de la realidad, muy lejos ya del esplendor y del eslogan fácil.

El hecho concreto, por ejemplo, de que haya en la ciudad 50.000 familias con necesidades de vivienda y al mismo tiempo, 80.000 departamentos del boom inmobiliario vacíos, es sólo una parte de la radiografía que pocos se detienen a analizar, y mucho menos a resolver.

El documental se presenta así:

Un nuevo tipo de conflicto social perfora la actual bonanza latinoamericana. La renta extraordinaria surgida de las industrias extractivas derrama sobre las urbes, convencida de su rol como agente de progreso. El aluvión sojero-minero-petrolero se entremezcla con el dinero narco, adopta formato financiero y se vuelca a la especulación inmobiliaria. Rosario es un caso testigo. Pero no es el único. Rosario arde, a pura adrenalina arde. Y en esa hoguera promiscua quizás se dibuje una nueva imaginación política.

El trabajo es una realización de Martín Céspedes, a partir de un guión e investigación del Club de Investigaciones Urbanas y Mario Antonio Santucho. Lo presentan la Revista Crisis y el Club de Investigaciones Urbanas.

Informe sobre “Los celulares y los chicos”

Hace algunas semanas me entrevistaron para el programa “Bien Temprano”, que se emite por Canal 5 de Rosario, acerca de los celulares en la escuela y las diferentes problemáticas que aparecen a partir de la presencia permanente de ese dispositivo en las actividades de los chicos.

Extractos de esa entrevista salieron en un informe, junto con las opiniones de especialistas, padres, docentes y aun los mismos chicos, titulado “Los celulares y los chicos”, que se emitió al aire en el programa del 26 de junio pasado.

Aquí, el mencionado informe:

El parche del parche

El viernes pasado caí en la cuenta de que finalmente se terminó la reparación de la calzada en la esquina de Corrientes y Córdoba. Vapuleada por vehículos de todo tipo como pocas -sobre todo en la zona de las paradas de colectivos-, ahora luce bastante más sólida porque usaron cemento en vez de brea -como hicieron hasta ahora-, aunque sólo en los lugares más castigados.

Ojalá dure.

- Ir arriba -