Espacio publicitario


Medio ambiente




Nuevos-Materiales-Ladrillos-de-PET-Uno de los residuos que más se acumulan en las ciudades son los envases no retornables de bebidas, un dato no menor si se tiene en cuenta que tardan 500 años en degradarse a la intemperie, y aún más si están enterrados.

En respuesta a esta problemática Rosana Gaggino, investigadora adjunta del CONICET en el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE, CONICET-AVE), desarrolló junto a su equipo de colaboradores, un proceso para la utilización de plásticos reciclados en la elaboración de elementos constructivos, en este caso ladrillos de polietilen-tereftalato (PET).

“Usamos PET procedente de envases descartables de bebidas y cemento pórtland como ligante, más un aditivo químico que mejora la adherencia de las partículas plásticas al cemento”, detalla Gaggino.

La investigadora explica que el proceso se lleva a cabo triturando los plásticos con un molino, luego en una hormigonera común se hace una mezcla con el cemento pórtland y el aditivo, que luego se coloca en una bloquera manual que le da forma a los ladrillos. “El proceso es simple porque es como hacer bloques de cemento y arena, sólo que se remplaza la arena por las partículas de plástico PET”, asegura.

Entre las ventajas técnicas de estos ladrillos se puede mencionar que son cinco veces más aislantes térmicos que los convencionales de tierra, y además más livianos. “Un ladrillo de PET pesa 1.400 kg, mientras que el de tierra pesa aproximadamente un kilo más”, dice Gaggino.

Por otra parte, la investigadora agrega que los cimientos de una vivienda construida con estos ladrillos son menores que los de una convencional, ya que la vivienda en general es más liviana, y, al tener mayor aislamiento térmico, se pueden construir muros de menor espesor. “En vez de hacer paredes de 30 cm se pueden hacer de 15”, asegura.

Además, los estudios realizados indican que los ladrillos de PET y cemento tienen buena resistencia al fuego, ya que los resultados del Ensayo de Propagación de la Llama lo clasifican como material Clase RE 2: material combustible de muy baja propagación de llama.

En la actualidad estos componentes constructivos se utilizan para cerramientos y no con finalidad estructural por lo que se está trabajando en la modificación de la superficie del PET para aumentar la compatibilidad con el cemento, mediante la adición de productos químicos o cambios en el proceso de producción, y mejorar así las propiedades mecánicas de los componentes.

Gaggino hace hincapié en que un ladrillo de PET se hace con 20 botellas descartables, lo que resalta la importancia ambiental del proyecto, ya que puede ser una alternativa al ladrillo de barro cocido que consume suelo fértil, usa leña de los bosques, y produce contaminación atmosférica.

Estos ladrillos cuentan con una patente nacional obtenida en el año 2008, y un Certificado de Aptitud Técnica otorgado por la Subsecretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Nación en el año 2006.

Fuente: CONICET

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





El W.M.Keck Center for Active Visualization in the Earth Sciences (KeckCAVES) de la Universidad de California, junto con el Tahoe Environmental Research Center de la misma Universidad, el Lawrence Hall of Science y el ECHO Lake Aquarium and Science Center, participan de un proyecto de ciencia informal educativa, financiado por la National Science Foundation (NSF), sobre el agua dulce y la ciencia de la cuenca del Lago Tahoe, en Californa.

Como parte de este proyecto, el equipo involucrado está desarrollando aplicaciones de visualización en 3D para enseñar conceptos de las ciencias de la Tierra.

Construyeron además una exhibición práctica que combina una caja de arena, y topografía virtual y agua creadas utilizando una cámara de Microsoft Kinect 3D, un potente software de simulación y visualización, y un proyector de datos.

En el video a continuación se observa el funcionamiento de esta Caja de Arena de Realidad Aumentada:

La Caja de Arena de Realidad Aumentada (RA) permite a los usuarios crear modelos topográficos mediante la manipulación de arena real, la que se ve aumentada en tiempo real por un mapa de elevación en colores, líneas de contorno topográficos y agua simulada. El sistema enseña conceptos geográficos, geológicos, hidrológicos, así como la manera de leer un mapa de topografía, el significado de las curvas de nivel, las cuencas hidrográficas, diques, etcétera.

El proyecto se inspiró en un video creado por un grupo de investigadores checos, quienes desarrollaron un prototipo de una caja de arena RA con colores de elevación y alguna forma limitada de flujo de fluido.

El hardware de la Caja de Arena de Realidad Aumentada fue construido por el especialista Peter Gold, del Departamento de Geología de Universidad.

El software se basa en el kit de desarrollo Vrui VR y el framework de procesamiento de vídeo de Kinect 3D, y está disponible para su descarga bajo la Licencia Pública General GNU.

En el sitio del proyecto se encuentra la información técnica explicativa del funcionamiento del conjunto. Además, pueden observarse fotos y videos que muestran la evolución del prototipo, y varios videos tutoriales que muestra cómo construir una. Ademas, se puede descargar desde allí la versión actual del software, obtener las instrucciones para la construcción, instalación y calibración de la Caja de Arena, y conocer algunas de las experiencias de usuarios que construyeron sus propias cajas sobre la base del software y el diseño del proyecto.

Fuentes:
Microsiervos.
Sitio del proyecto.
Sitio de la Universidad de California.

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





Muchos objetos de plástico, como los envases desechables o los embalajes, se fabrican sin considerar su larga vida útil, es decir la gran cantidad de años que permanece en el ambiente sin degradar. Según un reciente estudio, se calcula que casi 270.000 toneladas de plásticos flotan en los océanos del planeta.

El shrilk, un nuevo material producto de una mezcla a base de quitosano, presente en caparazones de crustáceos e insectos, y fibroína, una proteína de la seda, abre un escenario prometedor para la industria y la medicina por su propiedad de biodegradabilidad.

Javier Fernández, doctor en Nanobiotecnología por la Universidad de Barcelona, investigador en Harvard y docente de la Singapore University of Technology and Design, ha dedicado su carrera a reducir el consumo de plástico y es quién deposita su entusiasmo y esperanzas en el quitosano.

La introducción del plástico, un producto que el investigador califica como “el material del siglo XX”, hizo que se detuviera la investigación del quitosano y otros materiales. En el caso del quitosano, se descubrió en el siglo XIX y a principios del XX se investigaron sus propiedades. Al punto que la empresa DuPont conserva patentes de esa época.

El Dr. Fernández, quién ya suma tres publicaciones científicas sobre las propiedades de este material, ha estudiado minuciosamente los caparazones de insectos y crustáceos dando con las bases para crear el shrilk. El investigador reprodujo la estructura de los insectos en la naturaleza para diseñar este material que duplica en fuerza a la del plástico y es, además, biodegradable. Lo explica de este modo: “La piel de un insecto está hecha de quitosano, proteínas y, en la parte más externa, hay una capa similar a la cera resistente al agua. El quitosano y la fibroína se combinan para dotar al esqueleto de rigidez (alas) o elasticidad (articulaciones)”.

Una de las principales ventajas del quitosano, además de ser segundo material orgánico más abundante en la Tierra por detrás de la celulosa, es que se trata de uno muy barato: “Tradicionalmente, lo hemos usado como un desecho”, dice el investigador. “Es el caso de cabezas y caparazones de gamba recogidos por la industria pesquera que, en su mayoría van directo a la basura”.

Uno de los trabajos, publicado a principios de 2014, ahonda en las posibilidades del quitosano como material para imprimir grandes estructuras en 3D y hacer la producción escalable, aunque requiere que las empresas modifiquen su proceso productivo.

En el video a continuación se muestra cómo una semilla plantada sobre una superficie de quitosano crece y florece en 20 días, demostrando que el material se degrada en el medio ambiente y no entorpece el crecimiento de otras especies.

Fuente: Diario El País

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





…o con ella. Belleza pura en medio de los Alpes franceses.

Más videos en el canal de FREEDOM en YouTube.

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





Según un artículo que publicó ayer el sitio de Scientific American, al ritmo actual de degradación que sufre el suelo quedarían unos 60 años de tierras cultivables, de acuerdo con una importante funcionaria de la ONU.

Esto es debido a que la generación de sólo tres centímetros de la capa superficial del suelo toma unos 1.000 años.

Maria-Helena Semedo, subdirectora general recursos naturales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), afirmó recientemente en un foro con motivo del Día Mundial de los Suelos, que aproximadamente un tercio de los suelos del mundo ya se ha degradado.

Las causas de la destrucción del suelo incluyen técnicas agrícolas con un uso intensivo de químicos, la deforestación y consiguiente erosión, y el calentamiento global.

A menos que se adopten nuevos enfoques, el área global de tierra cultivable y productiva por persona en 2050 equivaldrá a sólo una cuarta parte de los niveles de 1960, debido al crecimiento demográfico y la degradación del suelo. La destrucción del suelo crea un círculo vicioso en el que se almacena menos carbono, la tierra se calienta y entonces se degrada más.

Según Volkert Engelsman, activista de la Federación Internacional de Agricultura Orgánica, se pierde el equivalente a 30 campos de fútbol por minuto, en su mayoría debido a la agricultura intensiva. Y afirma que “la agricultura orgánica mejor opción que se me ocurre.”

Fuente: Scientific American

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





proyecto-600x391

En la localidad de Villa Guillermina, al norte de la provincia de Santa Fe, las autoridades han propuesto la instalación de una planta de generación de dendroenergía o energía obtenida a partir de la biomasa forestal, que podría construirse para 2016.

Se estima que la planta podrá aportar 15 MW al Sistema Argentino de Interconexión (SADI). Está en pleno proceso de estudio por parte de las autoridades y en la búsqueda de capitales locales y chinos para su desarrollo.

La iniciativa surgió del presidente de comuna de Villa Guillermina, Roque Chavez, y fue presentada a la Secretaría de Estado de Energía de la Provincia en 2012.

La idea original era generar con una potencia de 25 MW, pero a fin de respetar las condiciones técnicas de la red eléctrica se resolvió proponer una potencia de 15 MW.

Los estudios exploratorios de la biomasa residual con manejo sustentable realizados por la Secretaría de Ambiente de la Provincia, arrojan como resultado que el bosque de la zona amarilla (bosque degradado), es de casi 10.000 toneladas anuales de la especie denominada Vinalillo.

Debido a que la provincia se atiene a los postulados de la Ley Nacional de Bosques, por la que se prohibe la explotación de la zona declarada roja (aproximadamente la mitad de la superficie del distrito Guillermina), el proyecto demanda cultivos energéticos como principal fuente de combustible, razón por la cual se deben buscar áreas aledañas al distrito en suelos no comprendidos por la ley que permitan hacer cultivos energéticos, fundamentalmente de la especie Eucalipto que es la más apropiada para los fines buscados.

Nuestro país tiene áreas de producción de cultivos dendroenergéticos en Entre Ríos, Corrientes y en la propia Santa Fe que son demandadas por la industria maderera. Pero debe tenerse en cuenta que el valor logístico del flete es de muy alto impacto en la ecuación económica: la madera para la cadena del mueble tiene un valor que justifica gastos altos de flete, mientras que la producción de energía debe hacerse con el combustible más barato posible. De allí la importancia de que los cultivos energéticos sean cercanos a la fuente de consumo.

En este sentido, a partir del conocimiento público del proyecto, la Comuna ha comenzado a recibir ofertas de propietarios de campos en la zona interesados en producir cultivos dedicados. Se destaca en todo momento que el proyecto debe cumplir con el atributo de sustentabilidad ambiental, exigido en todo emprendimiento de energías renovables.

Un trabajo en conjunto se está desarrollando entre la Comuna, la Subsecretaría de Energías Renovables de Santa Fe, la Secretaría de Ambiente, el Ministerio de la Producción y, a nivel nacional, la Secretaria de Integración Nacional de la Jefatura de Gabinete de la Nación y el programa PROBIOMASA.

La provincia cumplió con desarrollar un estudio preciso de la potencialidad del recurso forestal del distrito como productor de biomasa forestal residual, y va a colaborar para que se realicen los Estudios de Etapa 1 que exige la CAMMESA, para asegurar la viabilidad técnica para la interconexión al SADI, además de los estudios que se están realizando para determinar una cuenca de producción de biomasa con áreas para crear plantaciones de bosques energéticos para la producción sustentable del combustible.

Los entes nacionales además, están tratando con inversores tanto nacionales como extranjeros dado el volumen de la inversión. Los plazos de un emprendimiento de este tipo son del orden de los 18 a 22 meses. Estos plazos regirían a partir de la firma de los contratos correspondientes con la Nación, aunque es probable que puedan reducirse si se decide realizar el emprendimiento por etapas, a partir de una primera de 6 MW de potencia

La biomasa es una fuente principal dentro de la fuentes renovables de energía con que cuenta Santa Fe. Se la aprovecha desde dos formas principales: húmeda y seca. La biomasa húmeda comprende principalmente los residuos agro-ganaderos, los residuos de la industria de la alimentación y las aguas negras. La seca, llamada así porque posee menos del 60% de humedad, comprende los cultivos energéticos, residuos agrícolas, residuos leñosos y residuos de la foresta industria principalmente.

En forma integral, el potencial de la biomasa integral provincial es enorme.

Fuente: PRENSA BIOMASA (Guillermo Spannenberger)

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





El video que publicamos a continuación, desarrollado por la NASA y titulado “A Year in the Life of Earth’s CO2″, comprime un año de datos referidos a la evolución del dióxido de carbono (CO2), gas considerado el causante más importante del cambio climático en nuestro planeta. En algo más de 3 minutos de imágenes se observa claramente cómo el CO2 cubre buena parte de la atmósfera.

Es notable diferencia en los niveles de CO2 entre el hemisferio norte, industrializado, y el hemisferio sur, así como sus diferentes concentraciones según las estaciones del año.

Fuente: lanacion.com

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





Discurso pronunciado por José Mujica, Presidente de la República Oriental del Uruguay, en la cumbre Río+20, conferencia de Naciones Unidas por el desarrollo sustentable, el 20 de junio de 2012.

Me debía su publicación aquí.

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





En el año 2011 el director de Guerrilla Girl, el danés Frank Piasecki Poulsen, estrenó el documental “Sangre en el móvil”.

El trabajo, según su autor, “se interna en la industria del coltán, mineral imprescindible para la fabricación de móviles, una actividad que ha generado esclavitud, guerra y millones de muertos en África.”

Más allá de los esfuerzos relativos de algunos países en los últimos años, por caso los EE.UU. elaborando leyes tendientes a alentar la producción de móviles “libres de sangre” o Japón buscando alternativas al uso de las llamadas “tierras raras”, “Sangre en el móvil” es una película que alerta sobre la responsabilidad social de las empresas y las tragedias que esconden algunas de sus actividades.

Gracias a Fernanda Sandez por hacernos saber de la existencia de este trabajo.

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí





El 11 de marzo de 2011, un terremoto seguido de un tsunami mató a casi dieciséis mil personas en Japón y causó cerca de doscientos diez mil millones de dólares en daños. Cuando la planta de energía nuclear Fukushima I fue alcanzada por el tsunami, comenzó a liberar radiación al exterior.

Tres años más tarde, un manto de silencio y dudas cubre las serias preocupaciones de los científicos y la prensa de la comunidad internacional acerca de los niveles de contaminación radioactiva, ya no sólo en Japón sino en el Océano Pacífico y más allá.

Este video preparado por la revista Vice, una publicación cuyos contenidos comprometidos con temas considerados tabú han llevado a que sea censurada en un buen número de campus universitarios, aborda este problema para mostrar lo que está sucediendo realmente en Fukushima.

Fuente: UPSOCL

{lang: 'es'}



Si el contenido de nuestro blog te agradó o te fue útil, podés suscribirte haciendo clic aquí



Página siguiente »