Website Ribbon

Espacio publicitario

El término crowdfunding hace referencia a la cooperación colectiva, atención y confianza de personas que colaboran y reúnen dinero, normalmente a través de Internet, para apoyar esfuerzos iniciados por otras personas u organizaciones.

“El Cosmonauta” es un largometraje producido por la española Riot Cinema Collective que plantea un nuevo modelo de financiación, producción y distribución, aprovechando en todas sus vertientes las herramientas de comunicación disponibles: Internet, redes sociales, comunidades y móviles.

Se habla de esta película como uno de los proyectos crowdfunding más exitosos de la historia, que hasta el momento consiguió el 57% del total del costo de la película, de la que ya concluyó la filmación para entrar en la etapa de posproducción.

La historia que se narra en “El Cosmonauta” comienza en 1967 con la llegada de Stas y Andrei, dos jóvenes amigos, a la recién construida Ciudad de la Estrellas, donde los primeros cosmonautas rusos se entrenan para ir al espacio, en una carrera contra reloj para batir a los americanos por la soberanía del espacio.

Los creadores del proyecto lo explican de este modo:

En definitiva, lo que buscamos es darle una vuelta a la manera en que hasta ahora se entendía el cine, marcado por los productores y distribuidores, para comenzar a entender el cine tal y como lo entiende el público, principal protagonista. Hemos buscado la manera de producir exactamente como queríamos hacerlo, con toda la libertad creativa posible, y de generar una serie de sinergias con nuestra audiencia mediante las cuales poder, antes que todo, escucharles, saber que quieren ver, cómo y cuando. Hemos buscado la forma de darles esos contenidos de la manera en que a nosotros nos habría gustado consumirlos. En darles la oportunidad de participar en aquellas cosas en las que a nosotros nos habría encantado. Y de animarles también a aportar su visión creativa sobre nuestras ideas. “El Cosmonauta” es un cambio de paradigma en la forma de entender como se financia, se produce y se distribuyen las películas. Un cambio en cómo se ven y se consumen. Un pequeño paso hacia un modelo mucho más creativo, más libre y completamente adaptado al espectador.

Se trata de una película de excelente factura, tal como lo demuestra el trailer oficial que vió la luz esta semana:

Sin lugar a dudas, se trata de toda una experiencia innovadora tanto por el tema que aborda como por la forma en que marca el rumbo de una manera novedosa de hacer cultura.

Más información en el sitio oficial de la película, en www.elcosmonauta.es





Durante una tormenta geomagnética el pasado 17 de setiembre, los astronautas de la Estación Espacial grabaron este video de la aurora bailando debajo de sus pies.

Fuente: SpaceWeather.com





La NASA dio a conocer hoy el diseño de un nuevo y enorme cohete, capaz de transportar cargas al espacio profundo, mucho más allá de la órbita terrestre baja, para eventualmente llegar a Marte.

El cohete, cuya finalización está prevista para 2017 a un costo estimado de 35 mil millones de dólares, llenará el vacío en el programa de vuelos tripulados estadounidenses tras el retiro de los transbordadores espaciales en julio pasado.

La NASA espera enviar astronautas a Marte, pero no antes de 2030.

Fuentes:
- NASA
- Clarin.com





Me acabo de enterar, vía Microsiervos, que la tripulación de la Apolo 11 depositó en la superficie de la Luna fragmentos de tela y madera del Wright Flyer, la primera máquina voladora a motor construida por los hermanos Wright.

El kit de prensa de la foto más arriba se encuentra en exhibición en The Wright Brothers & The Invention of the Aerial Age del Museo Nacional del Aire y el Espacio, junto con una cantidad de objetos y fotografías que comemoran la hazaña.

Fuentes:
- Microsiervos
- Museo Nacional del Aire y el Espacio





La foto fue tomada a bordo de la Estación Espacial Internacional por el astronauta Ron Garan cuando el huracán Irene pasaba por encima del Caribe, el pasado 22 de agosto.

Fuente: @Astro_Jose





El astronauta retirado Ing. José Hernández Moreno (@Astro_Jose) publicó recientemente vía twitpic esta imagen para el asombro.

Según él mismo lo explica,

Los astrónomos han descubierto el reservorio más grande y más lejano de agua jamás detectada en el universo. El agua, equivalente a 140 billones de veces todo el agua en la tierra, rodea y alimenta un enorme agujero negro más de 12 mil millones de años luz de distancia! Esta concepción artística muestra un cuásar similar al agujero negro que descubrieron los astrónomos.

Fuente: Ing. J. M. Moreno





Informa BBC Ciencia:

La sonda Gravity Probe B de la NASA, produjo la sorprendente confirmación de algunas de las predicciones fundamentales de Albert Einstein. Lanzado en 2004, el experimento se proponía probar dos teorías de Einstein sobre la naturaleza del espacio y el tiempo, y cómo la Tierra los distorsiona.

Las observaciones del satélite mostraron al enorme cuerpo de la Tierra torciendo de forma muy sutil el espacio y el tiempo, e incluso jalándolos hacia sí.

Los científicos fueron capaces de ver estos efectos mediante el estudio del comportamiento de cuatro esferas de cuarzo del tamaño de bolas de ping pong perfectamente diseñadas, que se transportaron dentro de la sonda. Los resultados fueron publicados en la revista en internet Physical Review Letters.

La idea de la misión fue propuesta por primera vez en 1959, pero el proyecto tuvo que esperar hasta que las tecnologías necesarias para llevarlo a cabo fueran inventadas. Francis Everitt, investigador principal de la misión de la Universidad de Stanford, se encontraba allí en el comienzo de la idea de la sonda Gravity Probe B (GP-B) a finales de la década de 1950. “Hemos completado este experimento sin precedentes, comprobando el universo de Einstein, y Einstein sobrevive”, anunció el investigador.

GP-B no fue lanzada hasta el año 2004, y desde entonces el equipo de la misión evalúa los datos y para estar seguros de sus observaciones. Algunas de la dificultad del grupo han sido demostrar que algunas mediciones increíblemente pequeñas eran reales y que no estaban sesgadas por fallas introducidas en el montaje experimental.

En 1916, Einstein propuso que el espacio y el tiempo forman una estructura que podría curvarse ante la presencia de un cuerpo como los planetas o estrellas. Conocido como el efecto geodésico, se trata de la cantidad por la cual la masa de la Tierra deforma su dimensión espacio-tiempo. El otro efecto, que los físicos denominan torsión por arrastre o efecto de alabeo, es el fenómeno por el cual la Tierra gira consigo el espacio-tiempo a su alrededor a medida que gira.

GP-B, a la vez que era conceptualmente simple, es tecnológicamente un experimento muy complejo”, dijo Rex Geveden, el ex director del programa de la GP-B y ahora el presidente de Teledyne Brown Engineering, en Huntsville, Alabama. Y agrega: “la idea surgió de tres a cuatro décadas antes de que la tecnología estuviera disponible para probarlo. Trece nuevas tecnologías se crearon para la GP-B. Las bolas de cuarzo se pensaba que eran los objetos más redondos jamás fabricados. La variación diametral en las esferas está cerca de dos décimas partes de una millonésima de pulgada”.

Fuente: BBC Ciencia





El logo de Google que aparece hoy en el buscador, homenajea a Yuri Gagarin al cumplirse el 50° aniversario de aquel fenomenal logro tecnológico y, por qué no, histórico y político, que dejó atónitos a los estadounidenses.

El anuncio de tal evento, mientras Gagarin estaba todavía en el espacio, fue impactante y a la vez estremecedor para aquellos días de 1961:

La primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok, se puso en órbita desde la Unión Soviética el 12 de abril de 1961. El navegante espacial que pilota la nave Vostok es un ciudadano de la URSS, el Mayor Yuri Gagarin.

El histórico vuelo se tomó 108 minutos en efectuar una única órbita alrededor de la Tierra, y convirtió a Gagarin, de tan sólo 27 años, en el primer ser humano en el espacio.

La NASA acusó el golpe y se apresuró a poner un astronauta en el espacio. En mayo de ese mismo año, Alan Shepard se convirtió en el primer astronauta de EE.UU., aunque haciendo un vuelo balístico suborbital. No fue sino hasta el año siguiente, en febrero de 1962, que John Glenn dio la vuelta a la Tierra a bordo del Mercury Friendship 7.

En la edición digital de Muy Interesante de hoy, se hace un pormenorizado registro del acontecimiento y sus implicancias:

Dos días después del retorno de la Vostok 1 Gagarin regresó a Moscú, donde apareció en el balcón del Kremlin con el primer ministro Nikita Jruschov. Se embarcó en una gira mundial en la que los vítores de las multitudes le acompañaron dondequiera que iba. Las visitas internacionales de Gagarin fueron extraordinarias porque se produjeron en plena Guerra Fría. He aquí que había alguien que podía viajar, no sólo entre la Tierra y el espacio, sino también entre los mundos cerrado y abierto del Este y el Oeste. Las diferencias ideológicas se olvidaron temporalmente pues aquel hombre fue aclamado como un héroe en todo el mundo.

Gagarin nunca volvió al espacio. Después de la gira, regresó a su casa en la Ciudad de las Estrellas para continuar su trabajo en el programa espacial ruso. Se estaba preparando para el primer vuelo de la nueva nave Soyuz en 1967, pero los altos directivos del espacio lo dejaron en tierra: no querían arriesgar la vida de un héroe de la Unión Soviética en otra misión peligrosa. Lo más trágico fue que Gagarin perdió la vida durante un vuelo rutinario de entrenamiento el 27 de marzo de 1968, cuando su avión se estrelló y tanto él como su instructor fallecieron. Sus cenizas se depositaron en la muralla del Kremlin y, en su honor, un cráter lunar y el asteroide 1772 Gagarin recibieron su nombre.

El Director General de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jean-Jacques Dordain, asegura que hace medio siglo la importancia del vuelo de Gagarin era difícil de sobrestimar. ‘Su gesta pertenece a la historia de la humanidad y a la historia del mundo de la cosmonáutica. Es positivo que el 12 de abril ya no se celebre sólo en Rusia, sino en todo el mundo, para demostrar que Gagarin no era sólo un ciudadano soviético sino un ciudadano del planeta Tierra. El espacio y, particularmente, los vuelos espaciales tripulados, han sido los impulsores de una visión específica: que nuestro futuro es global. En los próximos 50 años veremos una mayor cooperación. Vamos a salir, hacia la Luna o a Marte, juntos’.

Fuente: Muy Interesante





Una vez más, el excelente Microsiervos vienen a nuestro rescate con la verdad sobre una leyenda urbana.

La leyenda en cuestión dice que tras los primeros vuelos espaciales tripulados, la NASA notó que los bolígrafos comunes no funcionaban en el espacio. Decidió entonces diseñar uno que sí lo hiciera, y que gastó en ellos una cantidad de dinero exorbitante; algunos hablan de un millón de dólares. La historia incluye el supuesto ingenio a toda prueba de los soviéticos, que habrían resuelto el problema entregándoles lápices a sus cosmonautas. Pero en realidad parece que la NASA nunca hizo tal cosa.

Pero en realidad el asunto sería así: durante los primeros vuelos, los astronautas de la NASA usaron lápices. Luego, para las misiones Géminis encargaron lápices mecánicos a la empresa Tycam Engineering Manufacturing, Inc. a un precio de 128,89 dólares de la época por unidad. Como era un precio exagerado -equivaldría a unos 900 dólares a precio actual por lápiz- la NASA se decidió por otros más baratos.

Para la misma época, la Fisher Pen Co. gastó cerca de un millón de dólares de sus fondos en el diseño de un bolígrafo capaz de funcionar en condiciones de ingravidez, bajo el agua u otros líquidos, y en un rango de temperaturas que iba de los -45,5 a los 205,5 celsius. Luego lo patentaron y lo comercializaron con el nombre AG7, y en 1965 se los ofrecieron a la NASA, que finalmente encargó en 1969 unos 400 bolígrafos para los astronautas del programa Apolo a un precio de 6 dólares por unidad.

La Unión Soviética también compró 100 de estos bolígrafos junto con 1.000 cargas en febrero de 1969 para sus misiones Soyuz, aunque con anterioridad sus cosmonautas sí usaban lápices.

Muchos se hicieron eco de esta leyenda, al tomarla como verdadera y difundirla así, un poco a modo de cuento con moraleja sobre la necedad de los poderosos a la hora de gastar en cosas inútiles. Pero a no desalentarse: ellos siempre nos darán letra, aunque ahora debamos hechar mano a otras historias. Asegurémonos, simplemente, de demostrarlo con la verdad.

Fuente: Microsiervos





El trasfondo y la importancia de este hallazgo, tal como lo relatan los amigos de Microsiervos, roza lo increíble, por la desidia de quienes debieran haber preservado semejante documento:

Cuando el 19 de julio de 1969 Neil Armstrong y «Buzz» Aldrin se convirtieron en los primeros seres humanos en llegar a la Luna la señal de vídeo que procedía de las cámaras que iban a bordo del Eagle no era compatible con la señal que emitían las cadenas de televisión. Por esto, era necesario convertirla de algún modo, pero en lugar de utilizar un equipo que hiciera la conversión por métodos electrónicos se optó por generar la señal para las cadenas de televisión utilizando unas cámaras que apuntaban a unos monitores en los que se veía la señal recibida desde la Luna. Fue, para entendernos, como si se retransmitiera un screener en lugar de la película original.

Al mismo tiempo, la señal era convertida electrónicamente al formato estándar de televisión de forma electrónica y guardada en cintas de vídeo, aunque con sus limitaciones debidas a la tecnología de la época. La señal de vídeo original de las cámaras SSTV del Eagle quedó también guardada en cintas magnéticas, junto con todos los demás datos de telemetría y audio de la misión.

Cuando en 2006 cuando la NASA anunció el cierre del Data Evaluation Laboratory del Centro Goddard, el único lugar del mundo en el que quedaban los equipos necesarios para leer esas cintas de datos, algunos veteranos de la agencia pensaron que había que recuperar los datos almacenados en aquellas cintas antes de que no hubiera forma de leerlos. Años de búsquedas infructuosas llevaron a la NASA a tener que admitir el año pasado que lo más probable es que las cintas del Apolo 11 hayan sido borradas junto con otras 200.000 que luego fueron reutilizadas para ahorrar dinero.

Esta semana, Australia Geographic informa que a partir de una copia hecha en VHS en los 80 de la señal original y convenientemente restaurada cuadro a cuadro, han recuperado imágenes incluso mejores que las que la NASA presentó el año pasado a partir de cintas que guardaban las imágenes ya convertidas.

Estas imagenes, que incluyen el descenso del módulo lunar, fueron tomadas por el Parkes Radio Observatory y la estación de rastreo de Honeysuckle Creek, en las afueras de Canberra el 21 de Julio de 1969 (hora de Australia). Son de tal calidad que se pueden observar detalles como la cara de Aldrin a través del visor de su casco cuando se levanta el protector.

Fuente: Microsiervos





Informa hoy la BBC en español:

Dos satélites chocaron en plena órbita, en lo que se considera el primer incidente de este tipo registrado de manera pública [el énfasis es nuestro]. La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) informó que la colisión entre un satélite comercial estadounidense de comunicaciones y un satélite militar ruso fuera de servicio ocurrió a más de 800 kilómetros de altura, sobre Siberia, Rusia. Se indicó que los riesgos que puede representar este accidente para la Estación Espacial Internacional y para el lanzamiento de un transbordador -a fines de mes- parecen ser pocos.

Algunos informes indican que cientos de piezas que dejó el choque están siendo monitoreadas y se cree que la magnitud del accidente no se sabrá sino hasta dentro de varias semanas. La pregunta ahora es si algunas de esas piezas pueden alcanzar la estación espacial, que orbita la tierra a unos 435 Km. por debajo del sitio de la colisión. Según el diario Washington Post, un memo de la NASA indica que ese riesgo es “elevado”, pero que los daños que puede causar son “muy pequeños y dentro de límites aceptables”.

El satélite ruso, de forma cilíndrica, tenía una masa de unos 800 kilos y era conocido como el Cosmos 2251. Había sido lanzado en junio de 1993 y fue declarado fuera de operaciones hace diez años. El satélite estadounidense pertenecía a la empresa privada Iridium Satellite LLC y tenía la forma de una caja con alas. Pesaba 600 kilogramos y había sido puesto en órbita en 1997. El impacto ocurrió [el martes] a 800 kilómetros de altura sobre Siberia. Según Rupert Wingfield, uno de los corresponsales de la BBC en Moscú, la agencia espacial rusa parece querer distanciarse de cualquier responsabilidad por el accidente, al describir al Cosmos 2251 como “basura de la era soviética”. Sin embargo, Wingfield dice que también puede ser que la agencia, que es civil, simplemente no sepa sobre este caso.

La BBC advierte además que es mucho más preocupante la opinión de un experto espacial ruso, quien dice que los restos de la colisión pueden chocar contra otros satélites, incluyendo algunos en desuso de la época de la Guerra Fría, los cuales eran movidos con energía nuclear. Si eso ocurre, indicó el experto, podría formarse un cinturón de restos radiactivos que orbitarían la Tierra.

Se indica además, que tras el impacto se produjo una gran nube de escombros. Se sabe que cuando dos objetos impactan con tal fuerza, los restos del choque pueden destruir otros satélites. Sin embargo, se informa que la NASA espera que la mayoría de las piezas sean consumidas por las altas temperaturas una vez que desciendan a la atmósfera terrestre. Según esta misma agencia, aproximadamente 6.000 satélites han sido lanzados al espacio desde 1957, de los cuales sólo la mitad se mantiene en operación.

Pensandolo bien, parece que con sólo un paraguas no alcanza…





Este año que recién comienza fue declarado “El Año Internacional de la Astronomía”, por iniciativa de la Unión Astronómica Internacional (UAI) y con patrocinio de la UNESCO y de la ONU.

El objetivo que se persigue con esta inciativa es la de “transmitir la fascinación por el Universo” y aumentar el interés entre la ciudadanía por la Astronomía y la ciencia en general y hacerla conocedora de sus beneficios a favor del progreso de la sociedad. Para tal fin se desarrollarán jornadas, cursos y visitas a los planetarios en todo el mundo.

Nos sumamos a la iniciativa celebrando algunas fechas importantes, coincidentes en estos días, relacionadas con los avances en el desarrollo de la ingeniería aeroespacial y la conquista del espacio:

  • El 24 de diciembre de 1968 la tripulación de la Apolo 8, la primera misión que viajó hasta la Luna y puso a tres seres humanos en la órbita del satélite, tomó la fotografía AS08-14-2383, más conocida como “Amanecer terrestre”, que muestra la salida de la Tierra vista desde su satélite. Aunque en la ocasión los astronautas de la misión tomaron varias imágenes, esta se convirtió en un hito de la historia de la fotografía.
  • El 2 de Enero de 1959, un cohete R-7 modificado despegó desde Baikonur, impulsando la pequeña nave Ye-1 para alcanzar la velocidad de escape necesaria para salir de la órbita terrestre, siendo el primer objeto fabricado por el Hombre que lograba abandonar la Tierra con destino a la Luna. El éxito obtenido por la Unión Soviética contrastaba con los fracasos de los Estados Unidos, quienes no lograban que sus naves Pioneer lograran salir de la Tierra. Con una masa de 156 kg, la Ye-1 contaba con una serie de instrumentos bastante básicos que permitían medir el campo magnético y la radiación de la Luna. El 3 de Enero la nave expulsó una pequeña nube de sodio, con el objeto que los astrónomos lograran seguir y calcular su trayectoria. Algunos medios soviéticos denominaron a la Ye-1 como Lunnik, nombre formado de los términos “Luna” y “Sputnik”, pero sólo en 1963 se decidió denominarlo con el nombre con que se le conoce en la actualidad: Luna 1.
  • El 4 de enero del 2004 el rover Spirit llegó a Marte. Veintiún días después llegó su compañero, Opportunity. La misión, que inicialmente duraría unos 3 meses, sigue explorando el planeta rojo cinco años después. Más de una vez se despidió la NASA de sus mimados juguetes, pero gracias a las tormentas de viento que limpian sus paneles solares, se han despertado y comunicado con el planeta Tierra para recibir nuevas instrucciones. Los científicos esperan la próxima tormenta para encomendarles sus dos nuevas misiones.

Fuentes: IAA y NASA





Reconstruimos la historia a partir de la info que nos llega de WTF!, y es más o menos así:

El 18 de noviembre, la astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper trabajaba en las afueras de la Estación Espacial Internacional (ISS). Sucedió que, en un descuido, no cerró su engrasadora al colocarla dentro de la bolsa de herramientas. Al darse cuenta e intentar limpiar el enchastre, olvidó asegurar la bolsa en cuestión… y se le piantó: salió disparada hacia el espacio, y ahora está orbitando la tierra.

Tan sublime momento está registrado, como debe ser:

La bolsa errante tiene el tamaño aproximado de una mochila, así que dicen que alcanza a divisarse usando binoculares o un telescopio pequeño.

Pero claro: primero hay que encontrarla.

Una ayuda: justamente ayer pasó por encima de nuestras cabezas, a las 4:57:14 am. ¿Qué cómo lo sé? Gracias al Satellite Tracker de Spaceweather.com

Sería bastante gracioso, sino fuera porque se trata de algo así como cien luquitas en titanio formando parte ahora de la no escasa basura espacial. Porque, claro, ellos no compran sus martillos en algún centro comercial.

Nos faltó averiguar cuando caerá sobre nuestras cabezas. La bolsa, digo.





La sonda Voyager 2, lanzada en 1977 junto a su gemela Voyager 1 con la misión conjunta de sobrevolar los planetas gigantes Júpiter y Saturno, lleva 31 años viajando por el espacio. Increiblemente y a pesar del frío y la oscuridad, continúa enviando información a la Tierra, alimentada como está por baterías nucleares.

El jueves pasado se informó en el sitio de la revista de divulgación Muy Interesante, que la nave cruzó la frontera del sistema solar en un lugar más próximo al sol de lo que se había previsto, lo que indicaría la existencia de una irregularidad o abolladura en la heliosfera. Textualmente,

La Voyager 2 acaba de traspasar los límites de la heliósfera, la enorme burbuja magnética que rodea al sol y sus planetas. Y los últimos datos enviados por la sonda revelan que, lejos de ser un círculo perfecto, el sistema solar tiene una forma aplastada y alargada. La asimetría podría deberse al campo magnético existente entre los sistemas estelares en la Vía Láctea, que golpea el sistema solar a un ángulo diferente en el sur que en el norte, probablemente debido a la turbulencia interestelar de las explosiones de las estrellas.

Saludos, V’Ger

Foto: Saturno y sus lunas Tetis y Dione, enviada por la Sonda Voyager el 3 de noviembre de 1980. Distancia: 13 millones de km. (NASA.gov)





  • El 8 de enero de 1978 Intel presentó a los medios el primer procesador x86 de 16 bits: el 8086, un modelo al que más tarde seguirían los 80186, 80286, 80386 y 80486. Después llegarían los Pentium y los actuales Intel Core e Intel Core 2. Otros fabricantes como AMD o VIA pronto adoptaron también este juego de instrucciones para sus microprocesadores, convirtiéndola en el estándar de facto desde su aparición hace 30 años. Barrapunto
  • Se rumorea que si Barack Obama asume como presidente de EE.UU. en noviembre, impondría OpenOffice.org a toda la Administración Federal. El candidato habría dicho que si algún funcionario necesitara utilizar Microsoft Office, antes deberá justificar por qué motivo el paquete de herramientas open-source facilitado no es adecuado para sus necesidades y, aparte, pagar la licencia de uso de Office de su propio bolsillo. Infocenter
  • Más de 780.000 personas dejaron sus nombres para que sean incluidos en un microchip e incorporados en la próxima misión a la luna. El 27 de junio es el último día para mandar tu nombre a la Luna con la sonda Lunar Reconnaissance (LRO). Se incorporará a una base de datos y se cargará en un microchip construido dentro de la nave espacial. El servicio es gratuito e incluye un certificado, que se puede imprimir, donde se te asegura que eres parte de la iniciativa LRO. Para que tu nombre viaje hacia la luna, simplemente deberás ingresar aquí y dejar tu nombre y apellido. Infocenter
  • El co-fundador de Google Sergey Brin realizó un depósito de U$S 5 millones para reservarse un lugar en un futuro viaje espacial, según indicó una empresa de turismo de EE.UU. que está planeando el primer viaje espacial privado a la Estación Espacial Internacional en el año 2011, gracias a un acuerdo con la agencia espacial rusa. Va a viajar dependiendo de los costos de los pasajes, que podrían llegar a ser de U$S 35 millones o más, dijo el CEO de Space Adventures Eric Anderson. “Creo fervientemente en la exploración y el desarrollo comercial espacial y espero con ganas la posibilidad de viajar por el espacio,” dijo Brin en un comunicado. Infocenter
  • Una pantalla táctil creada por investigadores de la universidad coreana de Sungkyunkwan en colaboración con sus colegas de la Universidad de Nevada, consiste en una superficie flexible de polímero electroactivo formado por ocho películas actuadoras con una gran cantidad de electrodos sobre cada una de ellas diseminados en un patrón determinado para estimular la piel del usuario sin necesidad de impulsos mecánicos. Además de hacer posible su uso como si fuera un pequeño vendaje o tirita, su diseño la convierte en un dispositivo extremadamente eficiente y económico de producir. Engadget

Comentario al margen: me agregué a la lista de nombres y queda muy bonito el certificado, que se puede bajar e imprimir. El sitio es de la Universidad John Hopkins. A propósito, mi certificado es el número 1.287.096; se ve que está sumando rápido.













« Página anteriorPágina siguiente »