octubre 2010


El puente entre este hoy y ese mañana que queremos tiene un nombre y se llama educación. Y miren que es un puente largo y difícil de cruzar. Porque una cosa es la retórica de la educación y otra cosa es que nos decidamos a hacer los sacrificios que implica lanzar un gran esfuerzo educativo y sostenerlo en el tiempo. Las inversiones en educación son de rendimiento lento, no le lucen a ningún gobierno, movilizan resistencias y obligan a postergar otras demandas. Pero hay que hacerlo.
José “Pepe” Mujica, presidente de Uruguay, en un encuentro con intelectuales en el Palacio Legislativo en el pasado mes de abril.





Una vida creativa es una cuestión riesgosa. Seguir el propio curso, no trazado por los padres, por nuestros pares o por las instituciones, implica un delicado equilibrio de tradición y libertad personal, un delicado equilibrio de ser fiel a uno mismo y permanecer abierto al cambio.
Stephen Nachmanovitch, músico, artista y educador estadounidense.





Solo pasamos una vez, así que te puedes cambiar, ¿no?
Eric Schmidt, CEO de Google.

Ya había hecho algo parecido, cuando profetizó (¿?) que los jóvenes se cambiarán el nombre para huir de su pasado digital.

No contento con aquel llamado a la irresponsabilidad social, ahora continúa con su incontinencia verbal y cuál émulo de Krosty, payaso de Los Simpson y amargado por antonomasia, se burla de la preocupación genuina de la gente por la intromisión de ese ojo que todo lo vé de Google llamado Street View.

La periodista interlocutora de Schmidt en el programa de TV “Parket Spitzer”, del que el capo de Google participaba, le hizo saber sobre su incomodidad frente a Street View, el servicio de Google que coloca a la empresa en capacidad de monitorear nuestras actividades, a lo que Schmidt respondió: “Street View, solo pasamos una vez, así que te puedes cambiar, ¿no?”.

La periodista repregunta: “¿Es decir que yo me puedo cambiar?”, a lo que Schmidt responde “Sí, es una alternativa”. La mujer se rió entonces, algo incrédula, y agregó “pero eso me causaría muchos problemas”.

Se ve que el bueno Eric en ese momento cayó en la cuenta de la barbaridad que acababa de decir, por lo que se tomó el tiempo de aclarar: “Lo sé, lo sé, pero la idea es que hacemos una sola pasada y no es una situación de vigilancia”, asegurando que no se trata de imágenes en tiempo real.

Pero evidentemente Google acusó recibo de la metida de pata y difundió un comunicado firmado por Schmidt, en el que se retracta de sus dichos y ofrece a las personas que lo deseen, eliminar sus casas de Street View.

En Alemania, Google se vio forzada a instalar en su sitio un formulario para tal fin, y 240.000 personas lo completaron antes del vencimiento del plazo el 15 de octubre.

Eric Schmidt es un humorista, pero malo. No, cambiar de profesión no le conviene.

Fuente: Diarioti.com





No, claro que no es eso. Pero este campo sembrado de tulipanes en Holanda, ciertamente se le parece…





Gracias a los buenos oficios de la Prof. Stella Toval, hemos arribado a una traducción preliminar del paper “Vacío útil. El arte del olvido en la era de la computación ubicua”, trabajo del Dr. Viktor Mayer-Schönberger, Profesor Asociado de Políticas Públicas en The John F. Kennedy School of Government, Harvard University.

La importancia de este trabajo radica, desde ya no sólo en su contenido fundamental al respecto de la seguridad de la información personal en Internet, sino en que fue el disparador y, a la vez fundamento, de nuestra campaña “Reinventando el Olvido en Internet”, base conceptual de la charla “Internet no olvida”.

Ofrecemos aquí esta traducción, para nuestros lectores interesados en la problemática en cuestión. Se accede al documento en formato .pdf haciendo clic aquí.





El lunes pasado, 25 de octubre, tuvo lugar el acto de cierre y premiación del proyecto educativo Pequeños Investigadores, Pequeños Realizadores, en su novena edición. Este programa, iniciado en 2003 y auspiciado por el Grupo Asegurador LA SEGUNDA, está orientado a alumnos de escuelas preescolares y primarias “con el objetivo de impulsar el interés y conocimiento concreto acerca de temas fundamentales para el bienestar de la comunidad”, fomentando la creatividad y la capacidad investigadora y crítica entre los alumnos.

En esta edición, en las que se trataron las temáticas de Cuidado del Medio Ambiente y Educación Vial, participaron 6 escuelas y aproximadamente 400 alumnos entre 5 y 12 años. La dirección del proyecto fue de la Lic. Mariana Wenger.


Chicos y grandes participando de una jornada espléndida

Nosotros participamos con el 5to. grado de la Escuela Goethe Rosario. En el área de Tecnología estábamos trabajando sobre la problemática del cuidado del medio ambiente en relación con el uso de diferentes tecnologías, cuando fuimos invitados a participar, de tal modo que pudimos sumar esta buena experiencia del reconocimiento de su propio esfuerzo y creatividad también en el ámbito público frente a pares, familiares y docentes de otras escuelas.


Un momento de la ceremonia

Nuestros chicos recibieron 4 menciones por sus trabajos: el reciclado de pilas, el problema de la basura espacial, la energía eólica como energía alternativa y la problemática de la producción del papel.

Un saludo personal y mi agradecimiento a la Lic. Wenger por su empuje, entusiasmo y excelente producción de todo el proyecto, y por supuesto mi satisfacción por la alegría, entusiasmo y compromiso de los chicos, que abordaron con mucha creatividad una cantidad de problemas que les preocupan, relacionados con la tecnología.





El mayor peligro de los gobiernos es gobernar demasiado.
Honoré Gabriel Riquetti, Conde de Mirabeau, Activista y teórico de Revolución francesa.





Este es el informe que se emitió en el programa “Gente que hace”, con algunos momentos de la entrega de premios:

Gracias a Susana Pozzi y Fabián Scabuzzo, productores y conductores del programa, por publicar este informe.





Anoche estuve invitado por la firma Dattatec, auspiciantes de nuestras charlas sobre seguridad en la red de redes, para el preestreno de La Red Social, la película de David Fincher -Alien 3, Seven, The Game, Fight Club, entre sus trabajos más reconocidos- sobre los inicios de Facebook y la invención de la leyenda Zuckerberg.

Desde lo técnico y visual, la película es maravillosa. Ciertas tomas y encuadres son de una belleza y construcción francamente perfectas. Fincher conoce muy bien el oficio y logra un producto redondito. Pero claro, si el cine de este director tiene algo de poético, en este caso acaba en sólo eso, buenas tomas. El resto, por la misma naturaleza del tema, lo despoja de cualquier lirismo posible.

El argumento de La Red Social se basa en fuentes diversas -que pierden toda credibilidad cuando se aclara que todos los involucrados firmaron acuerdos de confidencialidad- y se desarrolla entre los cuartos de Harvard hasta desembocar en las oficinas propias en Palo Alto, en el seguimiento de la idea original que generó lo que hoy conocemos como Facebook.

El personaje central es, claro, Mark Zuckerberg, un alumno -según se muestra- genial y obsesivo compulsivo en dosis identicas. Eduardo Saverin, traicionado ex amigo y capitalista inicial de la idea; Sean Parker, el fundador de Napster, personaje oscuro que atrajo a los inversores de Silicon Valley; y los gemelos Winklevoss, personajes anacrónicos y despechados por el supuesto robo de la idea por parte del pícaro Mark, son los ejes de una historia que teje el entramado de un fenómeno de difícil análisis, por la falta de acuerdo en cuanto a sus alcances e implicancias. Y sobre todo, por la falta de distancia historica.

Se podría decir que no hay buenos en esta película. Todos los personajes viran de lo admirable a lo detestable, a veces en el mísmo diálogo, y lo que queda es una sensación algo perturbadora que recuerda por momentos a la vieja Wall Street de Stone. ¿Escrupulos? No gracias. No al menos en estos estamentos en los que la traición es moneda corriente y lo único que importa es que el propio ombligo no tenga pelusas.

El personaje de Zuckerberg, conflictuado y obsesivo, sólo responde a líneas de código y a su orgullo herido. Para el resto de las cosas, según se ve en el film, es casi autista.

El propio Mark -el real- cuando habló -todos pensaron que saldría con los botines de punta y finalmente eran ojotas-, pareció más preocupado por la vestimenta del actor que por ciertas cuestiones de fondo. Según relata elmulticine.com,

En una conferencia ofrecida en la Universidad de Stanford, Mark Zuckerberg calificó como sesgada y poco realista la película dirigida por David Fincher. Eso sí, resaltó que las camisetas y sudaderas que el actor que le representa porta en ella, estaban estupendamente reflejadas y que coincidían plenamente con su estilo de vestir, pero poco más.

Creo que la cuestión planteada en la película podría resumirse en los motivos que mueven a los personajes. Ya desde el arranque, en la discusión inicial entre Mark -el personaje- y su novia -bonita, mucho carácter-, la película muestra al futuro creador de la red social con 500 millones de miembros como un ser detestable obsesionado en denostar a su chica por su supuestamente escasa inteligencia y su preferencia por remeros musculosos. Y termina la película con el mismo personaje obsesionado con… no, mejor verla.

La cuestión es que el origen de la idea de lo que después fue Facebook -según la película- tiene que ver con la violación de la privacidad. Ya desde su origen, la idea fue meterse en bases de datos, levantar fotos, publicarlas sin permiso, difamar, insultar y otras bellezas. Y la traición, claro. Eso es lo que cuenta esta ficción.

¿Ficción?





En Doce fotografías en blanco y negro que no terminan de contar su historia, su autor nos explica el sentido del post:

Hay fotos que se explican solas y otras que necesitan un pequeño empujón. Instantáneas que se dejan fuera de encuadre retales de la historia que quieren contar. Son grandes trabajos del fotoperiodismo olvidado, testimonios gráficos de hechos insólitos pero que suplican una pequeña aclaración. A continuación un paseo anacrónico por una pequeña colección de ellas, en blanco y negro. Recomiendo imaginar, antes de leer, el contexto de cada una de las sugerentes o impactantes imágenes.

La foto del inicio de este post es uno de esos impresionantes registros gráficos, algunos curiosos, otros duros, todos sorprendentes. En la imagen, tomada el 2 de agosto de 1914 por Heinrich Hoffmann -quién llegaría a ser fotógrafo personal del dictador-, Hitler aparece en una manifestación multitudinaria en Munich, en defensa de la declaración de hostilidades contra Rusia.

Digno de verse, se encuentra haciendo clic aquí.





Leo en ElPais.com vía XarxaTIC, que Alemania dará clases de privacidad en la red a sus escolares.

Muy interesante la propuesta, desde el momento en que se trata de una apuesta fuerte por la educación, en franca oposición a las políticas de muchas escuelas que optan por la prohibición o el temor como única estrategia, frente al avance irrefrenable de las NTI -en especial, las redes sociales en la web- entre los niños y adolescentes.

Copio y pego los pasajes que considero más relevantes del artículo original:

Muchos centros educativos están optando por cortar el acceso a redes sociales. En unos casos por miedo a la dispersión y baja productividad de los alumnos. En otros por cuestiones de privacidad.

En lugar de meter miedo, educar. En lugar de prohibir (y para convertir las redes sociales en objeto de deseo), enseñar. Según el diario Spiegel de Alemania las autoridades educativas del país están preparando una asignatura sobre privacidad en la que se enseñe a los jóvenes cómo manejar su identidad digital en sitios como Twitter y Facebook.

Más de dos millones de adolescentes alemanes tienen perfiles en estos servicios y comparten información sensible, fotografías y opiniones sin manejar filtro alguno. Uno de los aspectos destacados para tomar esta decisión indican los creadores de la asignatura es el posible futuro laboral de los estudiantes. Muchas de las fotografías colgadas de la época del instituto podrían aparecer al hacer una búsqueda una vez terminada la investigación.

Se cita en el artículo en cuestión, el argumento en este sentido de la Ministra de Medios la región del norte del Rin y Wetsfalia, Angelica Schwall-Düren,

Nuestra meta es mostrar que internet no sólo ofrece oportunidades sino que también tiene riesgos que los estudiantes deben asumir para comunicarse con seguridad e independencia en estos nuevos medios. Los jóvenes no son conscientes de los detalles que comparten de sí mismos en las redes.

Luego de leer la nota, conversé unos momentos con la directora de una de las escuelas en las que trabajo, porque la sé preocupada por estas cuestiones. Estuvimos de acuerdo en que, si no incorporar el tema como materia, sí abordarlo desde espacios como “Formación ética y ciudadana” -una materia muy adecuada para el tratamiento de estas problemáticas. El punto central, haciendo una primera lectura de este tipo de propuestas, sería el tratamiento de la cuestión de lo público y lo privado, que parece ser la línea fronteriza que se desdibuja cuando el sujeto en cuestión se enfrenta a las ofertas de la red.

Buen tema para el debate, con una actitud de hacer y no temer. Es decir, educar. Nada menos.





Lo del título fue lo que pensé mientras veía este video que encontré en WTF? Microsiervos. Claro, estamos hablando de profesionales, pero no deja de asombrar tanta pericia como para acertarle a una X desde algunos metros de altura.

A continuación, cómo es un salto en paracaídas sobre un estadio repleto… ¡en primera persona!





Seguí con preocupación e interés el largo proceso hasta el momento del rescate de los 33 mineros atrapados en las profundidades de la desidia de corporaciones inescrupulosas, y me emocioné con las 24 hs. y monedas que duró la vuelta a salvo, maravillado por la precisión y meticulosidad del rescate. Y claro, debo confesar que sentí un poco de sana envidia también.

El pueblo chileno puede mostrar con orgullo cómo y cuánto puede trabajar mancomunadamente en pos de un objetivo, como también lo demostró en el terremoto de meses atrás. Nosotros podemos mostrar, por ejemplo, un Cromañón o un Tartagal, cómo para apreciar diferencias más allá de signos políticos.

El 5 de agosto esos 33 hombres eran un grupo de mineros explotados y abandonados a su suerte, trabajando en condiciones más que precarias. Entraron en la mina de San José sólo para comenzar otra jornada dura. Setenta días después asombraron a un planeta entero -que en cifras record siguió el rescate- con sus alegrías a cara lavada y convertidos en héroes. Pero ellos sólo fueron la punta del iceberg de una empresa fenomenal, que contó con tecnología de última generación, colaboración internacional y la intervención de especialistas de varias disciplinas interactuando con un único objetivo: la supervivencia de cada uno de esos 33 hombres.

Se dice que el presidente Piñeda sacó rédito político de esto. Pero poco parece importar eso ante tamaño éxito. Si lo logró, si estuvo ahí, ¿qué podría reprochársele?

Según informa BBC Mundo, el doctor Pedro Arcos González, director de la Unidad de Investigación en Emergencia y Desastres de la Universidad de Oviedo, España, le dijo a ese medio que,

Esta operación será un ejemplo de cómo hacer bien las cosas. Todas las cosas se han hecho de una manera muy profesional y correcta. Estas personas han tenido mucho apoyo familiar, social, médico, etc. y no ha habido, que sepamos, a lo largo de su encierro, ningún episodio que sugiera que podría haber grandes problemas a la salida.

En opinión de otro especialista, David Seath, secretario del Instituto de Minería de Escocia y ex jefe del servicio británico de rescate de minas,

Fue una operación extraordinariamente compleja. Estuvo plagada de problemas técnicos. Sin duda éste es un día extraordinario para todas las comunidades mineras del mundo por la forma como este rescate ha sido conducido, de manera muy profesional. La habilidad de los técnicos perforadores es otro ejemplo de éxito en esta operación por su capacidad de mantener la perforadora en la dirección correcta hacia el objetivo, que es un área relativamente pequeña a 700 metros bajo la superficie. Manejar una máquina del tamaño de una perforadora no es fácil. Pero como éste es el tipo de equipo que se utiliza en la industria petrolera se tiene mucha experiencia en el manejo de perforadoras para posicionarlas de manera precisa hacia un objetivo.

Según este mismo experto, esta operación marcará un récord porque nunca antes de había logrado rescatarse a tantos mineros atrapados durante tanto tiempo y a tal profundidad.

Se menciona también entre los especialistas que el diseño de la cápsula Fénix fue también clave en el éxito de la operación, al contar con sistemas de comunicación y equipo de oxígeno.

Por supuesto, también se alzan voces de alerta: muchas llaman a no olvidar que cada año varios cientos de mineros mueren en todo el mundo debido a malas condiciones de seguridad en las minas. El reclamo generalizado entre ellos es que se pongan en vigor en todo el mundo regulaciones adecuadas de seguridad.

También se escuchan alertas en el país trasandino, con respecto a que el enorme costo del rescate -u$s 22 millones- lo ha financiado el pueblo chileno, principalmente a través de Codelco. Mientras tanto, el gobierno ha iniciado acciones contra los activos y accionistas de la mina en el Consejo de Defensa del Estado, a fin de que los verdaderos responsables de esta desgracia con suerte se hagan cargo de los costos de su desidia.

Fuentes: BBC Mundo y El Universal





Esta noche se entregaron los premios Blogo de Oro, en una velada muy ágil pero a la vez cálida, en el CEC rosarino.

Los premios Blogo de Oro están organizados por Campo Grupal Rosario y un grupo de profesionales de la ciudad, agrupados bajo la denominación Colectivo Blotons. Ellos son: Cristina Alcarraz Vigil, Daniel I. Krichman, Anahí Lovato, Nanim Rekacz, Francisco Sanguineti y Fabián Scabuzzo.

La iniciativa se propone promover las prácticas mediadas por tecnologías colaborativas, impulsar el desarrollo de competencias digitales entre los rosarinos, incentivar la producción de blogs locales de calidad, premiar el esfuerzo de implementación, la creatividad puesta al servicio de sortear dificultades y la labor comunicativa de los blogueros de la ciudad.

Cuando releo esto, a mi sorpresa de esta noche se suma cierta incredulidad, porque mi Apuntes e ideas sueltas ganó por partida doble: no sólo en la categoría “Blog educativo”, sino que también recibió el “Gran Premio del Jurado”.

Confieso que escribo el blog, no por las estadísticas ni por los comments ni por ninguna otra razón que no sea decir cosas. Un blog es un espacio democrático, libre y gratuito que -mal que le pese a Feinmann el filósofo- usamos para decir. Los contenidos son lo importante: en este caso, un intento de correr la mirada desde las nuevas tecnologías hacia las tecnologías en general, como un intento de recuperar el carácter social y el pensamiento crítico que deberían acompañar a los avances tecnológicos.

Por eso, recibir este premio me sorprendió muy gratamente. Fuí a la entrega sólo para apoyar a amigos que hacen y me volví con las distinciones.

Gracias a todos en el Colectivo, al jurado y a las personas y medios que tan cálidamente se acercaron a saludar. Estos reconocimientos renuevan compromisos y también certezas: otra forma de mirar la inclusión de las tecnologías en la educación es posible.

La lista de los ganadores, por categoría, es la siguiente:

Tecnología: Terabytes Libres
Educativo: Apuntes e Ideas Sueltas
Literario: Netomancia
Periodístico: Mas Tarde que Nunca
Temático 1: Construyendo Camareros
Temático 2: DrGEN
Fotoblog: Qué ves desde tu ventana
Videoblog: Pianos en la red
Gran Premio del público: Proyecto Sandía
Gran Premio del jurado: Apuntes e Ideas Sueltas

¡Felicitaciones a todos!





El aviso promocional de los ‘Spike Scream Awards 2010′, que se entregan el 19 de octubre, incluye un magnífico homenaje. Que bueno verte otra vez, Marty…





Página siguiente »