Saltar al contenido

La gota en la piedra

Instrucciones:
mover la cabeza rápida
y frecuentemente.
Es obvio,
las gotas caerán entonces
a diestra
y siniestra

Anhelo:
que no sea la piedra
sino el espacio infinito
y bajo mi deseo.
Que lento o veloz,
lúcido o somnoliento,
me pertenece.

Si te parece que este contenido suma, te invitamos a compartirlo
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 

- Ir arriba -

mega888